El Préstamo

El Préstamo consiste en el procedimiento más sencillo de traducción y se utiliza cuando existe una laguna, en la lengua meta, de naturaleza extralingüística.

Este método, a veces es utilizado para crear determinados efectos estilísticos. Por otra parte, existen préstamos tan antiguos en la lengua que ya no se reconocen como tales ya que han sido lexicalizados e incluso adaptan las reglas de nuestra lengua (ejemplo: chofer, fútbol).
Podría afirmarse que generalmente, los préstamos son nombres de productos exóticos (Vodka, Whisky) y de usos y costumbres (Yoga).

La diferencia fundamental entre “Préstamo” y “Calco” es que el primero, a pesar de que conforma uno de los métodos de traducción, no consiste en traducir sino que es precisamente renunciar a ello ya que se adopta la palabra misma del idioma extranjero. El calco, sí consiste en traducir y ello contribuye al enriquecimiento de la lengua.