La equivalencia

 

La equivalencia consiste en transmitir el mismo significado a través de medios estilísticos y estructurales diferentes, es decir, a través de una expresión distinta. Implica, al igual que la modulación, un cambio de punto de vista, pero va mucho más lejos y deja el dominio de la palabra para entrar en el dominio de la lengua. Los campos de aplicación de este método son, en general, las locuciones, expresiones idiomáticas, proverbios, es decir, expresiones típicas de una lengua, generalmente de origen popular, que deben ser traducidas de forma global en función del repertorio equivalente en la lengua meta.

Ejemplos:

“To call a spade a spade”

La traducción literal de esta frase sería “Llamar a una espada, una espada” Sin embargo, en nuestra cultura, esa frase carece del significado y la intención que tiene en la cultura de origen y por eso debemos buscar una frase con significado equivalente, la cual sería:

“Al pan, pan y al vino, vino”

Lo mismo sucede con las frases:

“Like a bull in a china shop” su traducción literal, no aportaría el significado equivalente y por eso optamos por:

“Torpe como elefante en un bazar”

“Birds of a feather flow together”, una traducción correcta sería su significado equivalente en nuestro idioma:

“Dios los cría y ellos se juntan”

En la equivalencia, se dejan de lado las palabras y se traduce meramente el significado y la intención, sólo así existirá equivalencia entre el mensaje del texto original y su traducción.