La modulación

 

La modulación implica una variación en el mensaje que se obtiene luego de la traducción del mensaje mediante un cambio de punto de vista. Su empleo se justifica cuando se advierte que tanto la traducción literal como la transposición permiten lograr un enunciado gramaticalmente correcto pero que no se adecua a la naturalidad expresiva de la lengua meta. También se distinguen dos tipos:

1) Obligatoria

2) Facultativa

Cabe destacar que la modulación facultativa puede transformarse en obligatoria cuando su uso es muy frecuente.

A diferencia de la Transposición, donde existía un cambio de categorías gramaticales; la Modulación se realiza en un nivel más abstracto y por lo tanto implica una mayor dificultad para lograr la equivalencia.

Ejemplo:

“It is not difficult to do” (oración negativa)

La traducción literal de esta frase sería “No es difícil de hacer”, sin embargo para transmitir el mensaje respetando la naturalidad expresiva de la lengua podemos optar por traducirlo de la siguiente manera:

“Es fácil de hacer” (oración positiva)

En conclusión podemos decir que la modulación nos permite realizar una traducción que “suena mejor” y más natural.